Archivo

Guías de Manejo de Infecciónes de Transmisión Sexual CDC 2010

¿Qué es la Encuesta de Salud para Adolescentes?

Ésta es una excelente herramienta de consultorio desarrollada para mejorar el cuidado de salud preventiva en los adolescentes. Se inició en la Oficina de Manejo de Cuidados de Salud en el Departamento de Salud del Estado de Nueva York. El cuestionario es un mecanismo estandarizado para identificar a los adolescentes con comportamiento de riesgo y para promover la discusión entre los adolescentes y los profesionales de salud.

La interacción entre el adolescente y el profesional de salud provee un foro para educar a los adolescentes sobre las consecuencias que tienen en la salud ciertos comportamientos arriesgados y discutir planes para reducir el riesgo de los adolescentes que practican dichos comportamientos arriesgados.

El cuestionario será completado y revisado anualmente ya que la adolescencia es una época de desarrollo y cambio muy rápido. La repetición y frecuencia de los mensajes es una gran ayuda al dar a conocer la información. Las preguntas representan una serie de temas que describen las recomendaciones de programas nacionales (USA) tales como la American Medical Association’s Guidelines for Adolescent Preventive Services (Asociación Médica Americana – normas para los servicios preventivos para adolescentes), US Preventive Task Force’s Clinical Guidelines for Preventive Services (normas clínicas para servicios preventivos de la fuerza operante norteamericana), y el Maternal and Child Health Bureau’s Bright Futures (oficina de salud para un buen futuro para las madres y los niños).

El objetivo de esta iniciativa es reducir las enfermedades que pueden prevenirse por medio de la educación, identificación temprana y la  interacción para reducir el comportamiento arriesgado. El cuestionario ayudará a identificar qué áreas necesitan más exploración y discusión. El contenido del cuestionario refleja los temas asociados con la incidencia elevada de enfermedades y mortalidad en los adolescentes. Las preguntas que se usan inicialmente identifican las áreas que requieren más evaluación y no son para identificar el nivel de riesgo en los adolescentes en sus diferentes comportamientos. Las preguntas fueron escogidas para explorar el comportamiento arriesgado en varias áreas y a la vez permanecer eficientes a lo largo del tiempo.

La encuesta es una herramienta auto administrada que el adolescente puede completar mientras se encuentra en la sala de espera. Las preguntas pueden formar parte de una entrevista si el profesional de salud prefiere ese método de obtener información. Es importante asegurarse que el adolescente comprenda las preguntas. El tema de confidencialidad y privacidad necesita ser considerado. Los adolescentes que tienen preocupaciones sobre la confidencialidad necesitan recibir información acerca de las leyes de la protección de información vis a vis los profesionales de salud.

Se recomienda que el adolescente llene su cuestionario en una área privada, por ejemplo mientras que espera a su doctor en la sala de espera. Se recomienda distribuir el cuestionario en la manera que más les sea conveniente, teniendo en cuenta las anteriores consideraciones.

Si un adolescente se niega a llenar un cuestionario, el profesional de salud puede usar las preguntas como incentivos para discutir ciertos temas. El cuestionario será útil para asesorar el progreso de los comportamientos arriesgados. La información que se obtiene y mantiene como parte de los archivos médicos es confidencial. Se pueden usar otros  mecanismos para mantener la información siempre y cuando el proveedor de salud tenga acceso a la información y pueda evaluar los comportamientos arriesgados en el futuro.

Al completarse el cuestionario, los profesionales de salud deben revisar la información con los adolescentes. Esta es una oportunidad para evaluar la información, reforzar una decisión positiva sobre la salud, proporcionar información y crear planes para reducir los riesgos. Los adolescentes pueden sentirse más cómodos si hablan sobre los temas en el contexto del comportamiento con sus amistades. Las preguntas son muy básicas e identifican el riesgo que trae el tema. Las preguntas se usan como una base para el profesional de salud. El tema debe incluir preguntas adicionales que exploran el nivel de riesgo y la necesidad de la intervención o el consejo.

 Las áreas que necesitan más atención deben incluir documentación para indicar qué tipo de acción se tomó (por ejemplo, consejería, referencias, etc.) Se le debe preguntar al adolescente si hay otros aspectos de salud que le interesan y que no se discutieron. La interacción con el profesional de salud puede aumentarse con materiales educativos, comunicación con organizaciones de apoyo en la comunidad u otras acciones adicionales. Los profesionales de la salud pueden usar materiales y conexiones con la comunidad para proporcionar apoyo continuo y educación a los adolescentes. Los adolescentes pueden recibir cuestionarios en blanco y deben ser animados a discutir la información con sus parientes u otros adultos que ofrezcan apoyo.

VER UN EJEMPLO DE LA ENCUESTA

¿Cómo podemos prevenir el embarazo adolescente?

Es tan solo una falta de conciencia de que existe un problema, ya que otros paises han encontrado la solución, no hay que inventar nada, ya está inventado, simplemente hay que hacerlo. Es una lástima que la mente obstusa u egoista de nuestra clase dirigente parece que no lo va a permitir en el corto plazo.

Por ejemplo qué se podría hacer:

Implementar vías para prevenir las conductas de riesgo y embarazo: educación, modelar conductas apropiadas, coordinar la interacción de la ética, biología, cultura y emiciones. Cómo hacer esto tangible: con educación sexual que incluya proveer información sobre desarrollo sexual, identidad de género, salud reproductiva y riesgos, relaciones interpersonales e intimidad.

Los padres son los primeros educadores. Las creencias paternas, conocimientos y practicas son transmitidas así como también lo son el discofort con respecto a los asuntos sexuales.
http://www.fanpop.com/spots/lusiana-lopilato/images/5616486/title/luly-embarazada-como-nina-en-ax4-photo

La educación sexual escolar debe ser reestructurada. La educación sexual no solo debe ser la del currículo escolar cuando el niño es grande, sino toda la vida considerando su edad y estado de desarrollo.

El rol de profesional de la salud es fundamental: sacar a relucir el tema sexual en consultas preventivas, examen genital apropiado para cada edad, proveer información clave en forma de volantes, tarjetas, etc. Proveer un medioambiente amigable para el adolescente, fomentar el involucramiento de los padres, servicio a la comunidad

Seis puntos claves:

  1. Fos adolescentes no son el problema son los adultos
  2. Formar una identidad sexual es una meta fundamental de la adolescencia
  3. La conducta sexual entre adolescentes es casi que universal
  4. Los adolescentes necesitan apoyo para la abstinencia
  5. Los adolescentes sí pueden sostener relaciones sexuales responsablemente
  6. Algunas políticas le niegan a las personas jóvenes la información que requieren.

Se requiere un nuevo paradigma para las relaciones sexuales morales que pudieran ser estos 5 puntos:

  1. Que sean con consentimiento
  2. Sin explotación alguna
  3. Honestas
  4. Mutuamente placenteras
  5. Protegida contra ETSs y embarazo.

Dado que los factores sociales, emocionales y comportamentales que llevan al embarazo adolescente son multifactoriales, las soluciones también deben serlo.

La educación sexual debe comenzar en casa. La literatura ha demostrado que utilizar educación sexual apropiada para cada edad no aumenta la actividad sexual adolescente.

Los adultos pueden reforzar la salud sexual adolescente mediante: proveer información precisa y acertada sobre sexualidad, reforzando aptitudes de toma de decisiones responsables en los adolescentes, ofreciendo a los jóvenes soporte y guía en la exploración y reafirmación de sus propios valores, modelando actitudes y comportamientos sexuales saludables.

La sociedad puede reforzar la salud sexual de los adolescentes si provee acceso a educación sexual comprensiva universal, servicios sensibles y confidenciales de salud reproductiva, educación y empleo.

La sociedad debe reforzar en los adolescentes el demorar el inicio de la actividad sexual hasta que estén preparados física, cognitiva y emocionalmente para mantener relaciones sexuales maduras incluyendo sus consecuencias. Mediante educación sobre: intimidad, delimitar un límite sexual, resistirse a la presión social, mediática, de sus pares y compañeros, beneficios de la abstinencia, prevención de embarazo y ETSs.

Lo que hay son cosas para hacer, lo que falta es conciencia y ganas de hacerlo!!!! Si somos todos conscientes de este problema y cada uno de nosotros pone un granito de arena podemos resolverlo, la solución se encuentra en nuestras manos, es nuestra decisión hacerlo o no hacerlo…